Que es el Amor?

“Calma, deja que el beso dure, deja que el tiempo cure.

Deja que el alma tenga la misma edad que la edad del cielo”

Jorge Drexler

El amor es como el vino. No. No es cliche ni romanticismo barato. Y nosotros, las uvas. Redondas, verdes (o color uva segun el caso), jugosas, hermosas, y perfectas. Nos juntamos y conocemos dentro de la cosecha, y magicamente en un momento decidimos que otra uva es nuestro complemento. Sentimos que somos uno, nos enamoramos y descubrimos que somos lo mismo en esencia. Luego, historia conocida…todo es amor y felicidad. Nos casamos (o convivimos segun sea el caso), y el tiempo pasa. Las diferencias comienzan a surgir, pero si la pareja tiene la inteligencia suficiente, estas pueden ser llevaderas.  La vida sigue su curso y luego vienen los hijos.  Las preocupaciones y responsabilidades cuando estos llegan causan un desgaste tremendo, y pasamos de una vida razonablemente negociada con la pareja, a un nuevo orden, donde la prioridad en tiempo, dedicacion y paciencia ya no te pertenecen.   Todo de nuevo, pero ahora el centro no eres tu.  Ni tu pareja.  Es como el inicio de un “prensado” que comienza gradualmente (estabamos hablando del vino, recuerdan?).  Sigue pasando el tiempo y nos sedentarizamos, los “mejores años” se van, y como decia Al Pacino en “Any Given Sunday”, cuando miro al espejo no me gusta lo que veo.  Si seguimos nuestra historia somos las uvas a medio prensar…deformes, con muchos golpes y despanzurradas.  Comenzamos a pensar y evaluar nuestras vidas y nuestra relacion nos sabe por momentos a rancio, a pasado y reflexionamos sobre oportunidades desperdiciadas (pude escoger mejor). En fin, es el tiempo (lo dije antes?). Pasa inexorablemente y hace que la relacion cambie. Cuando nos damos cuenta ni nosotros mismos nos salvamos del deterioro. Nos sentimos cansados, maltratados, desencantados por la pareja, aquellas ganas de impresionarla con tu mejor “tu” quedaron en el olvido.  Casi tan olvidado como el aspecto juvenil que teniamos antes del “prensado”.  Pero calma, porque esta no es una historia triste, es una historia de amor.  Y el amor esta por llegar.  Porque aunque el tiempo siga pasando, aunque la bellleza sea parte del pasado, aunque la persona escogida no es la persona que esperamos que fuera, sigues con ella, y crees que vale la pena, aunque a estas alturas, quizas ni tu objetivo sea claro.  Pero eso esta bien…porque es el amor despojandose de capas fabricadas por nosotros mismos, ajustando la idea de “amor-felicidad-novela-rosa” a la vida real.  El amor no necesita que tengas celos de tu hermosa pareja, ni que tu pareja sea hermosa.  No necesita que cada tema sea una batalla para ver quien gana una discusion.  No necesita de todas estas cosas que se van yendo y deteriorando con el tiempo. Lo que necesita es aceptacion, pura y simple.  Y aceptacion real, no la del “Super Yo”, (esa imagen que siempre quisimos dar), sino la aceptacion del simple tu, que con suerte tu pareja conocera realmente con el tiempo (pese al desencanto y decepcion que, creeme, normalmente sucedera).  Este punto es casi tan importante como el de aceptar tambien el paso del tiempo.  Hace que nuestros valores cambien y veamos la vida con otros ojos y perspectiva, y ver que lo que era importante cuando eramos jovenes en una relacion puede cambiar muchisimo aceptandose el uno al otro.

El amor de pareja tambien necesita esencia, asi como el vino necesita del jugo de la uva, no la cascara ni la pulpa.  Pero para tener la esencia, necesitamos ser demolidos  y persistir. Y esta tambien es una historia de persistencia.  El amor requiere de sacrifico, y el amor no significa necesariamente “felicidad externa”.  Es sublimacion. Es entrega sin esperar nada a cambio.  Es aceptacion.  Es cariño eterno.   Es llegar al final del camino pese a todo.  Y para lograr la mas pequeña cosa de las que he nombrado hace falta tiempo.  No puedes ser general en 2 semanas, ni llegar a la iluminacion porque repites mil veces  “estoy iluminado”.  Hace falta mucho tiempo.  Creo que el amor es uno solo, a la familia, a los amigos, a los hijos, a la patria (o a la tierra).  Casi en todos los casos brota de manera espontanea, pero el mas dificil de llevar a cabo es el de pareja, porque tiene una serie de elementos y expectativas que creemos forman parte del amor pero que no acaban siendo mas que capas que lo encapsulan y vuelven inaccesible en su  modo natural.  Y esto es lo que me propongo reflexionar en los siguientes posts…un abrazo para todos!

Anuncios